fbpx

TEJIDOS ESTAMPADOS DE CUADROS

sofa a cuadros

Los estampados de cuadros nunca pasa de moda y con un poco de gusto, siempre vas a acertar. Hay diferentes estilos de cuadros, que van evolucionando con los años para adaptarse a las nuevas tendencias.

El estampado de cuadros no pasa de moda, y aunque haya temporadas que un tipo de cuadros sea tendencia absoluta, el resto sigue teniendo una gran presencia. Es decir, es imposible fallar cuando eliges cuadros.

Además, siempre podemos dejarnos sorprender por aquellos que se convierten en tendencia de la noche a la mañana y que nos cautivan al instante. A los interioristas en general, nos gustan los cuadros y nos gustan en todas las opciones posibles: en tapizados de sofá, cojines, cortinas… y también en vestidos, pantalones, camisas, bufandas, blazers, gabardinas… 

Otoño/ Invierno

Durante los meses de otoño e invierno los estampados de cuadros se convierten en tendencia decorativa, más que en primavera/ verano. Y esta temporada 2022 no iba a ser menos: los cuadros vuelven a vestir nuestras casas para ayudarnos a crear ambientes muy personales: elegantes, clásicos, modernos… Un motivo muy versátil que encaja en todo tipo de propuestas decorativas, clásicas y modernas, que tiene un poder especial para sumar dosis de calidez y confort a cualquier ambiente.

Marcas como Gancedo nos invitan a sumarnos a esta tendencia con su nueva colección Katrine: una versión contemporánea de los tejidos con diseño de cuadros Madrás que, a diferencia del tartán tradicional, en colores más suaves y frescos.

En la colección Katrine encontrarás cuadros madrás de diferentes escalas: desde los más grandes (Katrine FR), hasta los más pequeños (Leven FR), pasando por otros de gama intermedia (Tay FR). Además, las rayas (Ness FR) y un dibujo geométrico Jacquard (Rusky FR), complementan perfectamente este conjunto de coordinados elegante y sofisticado.

COMBINACIONES

Más allá de unos discretos cojines, las últimas tendencias decorativas nos proponen recuperar el estampado de cuadros también en cortinas y tapicerías. Si lo que buscas es crear ambientes muy personales, de gran riqueza visual, atrévete a combinar distintos tipos de cuadros, incluso añadir motivos a rayas o geométricos. Lo importante es jugar con dos o tres tonos protagonistas para evitar que la estancia quede muy recargada.

COLORES

Es cierto que los estampados de cuadros encajan en cualquier propuesta decorativa, la gama cromática te ayudará a recrear un estilo determinado. Así, por ejemplo, los grandes cuadros en tonos rojos, verdes y marrones son ideales para decoraciones rústicas o con un punto clásico. 

Los tonos grises, blancos rotos o tostados son más apropiados para interiores de estilo nórdico o actual.

Y por último, los tapizados de cuadros en tonos negros, grises y azules oscuros quedarán perfectos en ambientes contemporáneos.

Misma gama cromática

Sigue esta máxima y no fallarás: elige una misma gama de color, sin estridencias que sobresalgan, y mezcla distintos estampados de cuadros con otros motivos, que pueden ser rayas, flores, espigas… Recuerda que en decoración es más fácil acertar si juegas con números impares, es decir: si has decidido combinar estampados, procura que haya, al menos, tres diferentes y en tres tamaños distintos. Ya verás como la decoración gana dinamismo y riqueza visual.

Estampados de cuadros también en paredes

El papel pintado sigue siendo tendencia y los hay con tejido de cuadros en casi todos los tamaños, formas y colores. Puedes ponerlo en una sola pared, la del cabecero de tu cama, por ejemplo.