fbpx

SISTEMAS DE CALEFACCION

sistemas de calefacción

El frío ya esta aquí y muchos de nosotros hemos empezado a encender la calefacción para poder disfrutar en todo momento de una casa cómoda y acogedora. Y, es que, en los meses invernales o de bajas temperaturas los sistemas de calefacción nos brindan el confort necesario y el calor requerido dentro de las viviendas para pasar esta época del año. En la actualidad, el 60% de las viviendas españolas cuentan con algún sistema de calefacción y la tendencia aumenta con el paso de los años.

En España no todas las viviendas cuentan con un sistema de calefacción adecuado y en perfecto estado. En las viviendas antiguas es probable que la calefacción esté anticuada, que no sea la apropiada para la vivienda, que no funcione o directamente que no disponga de ningun sistema de calefacción.

VIVIENDAS SIN SISTEMAS DE CALEFACCIÓN

Las viviendas actuales de nueva construcción suelen contar con algún tipo de sistema de calefacción por conductos, radiadores o aerotermia. Sin embargo las viviendas antiguas no cuentan con estos sistemas. ¿Dispones de una vivienda antigua o herencia y vas a reformar? Es el momento perfecto para estudiar y planificar qué tipo de calefacción es el más adecuado para tu vivienda en cuestión.    

1. Calefacción de gasóleo

Podríamos decir que de los sistemas de calefacción, es más extendido, sobre todo, en zonas rurales, es un tipo de calefacción relativamente eficiente. Entre sus puntos fuertes, encontramos que es capaz de calentar con rapidez espacios amplios y su coste es menor que el de otros sistemas.

Sin embargo, sus inconvenientes son importantes. Por un lado, la vida útil de una caldera de gasóleo es menor a la de otros sistemas de calefacción. Además, tras la combustión del gasóleo siempre quedan restos en la caldera que necesitan ser limpiados, hecho que provoca que este tipo de calefacción requiera un mayor mantenimiento para evitar riesgos. Por otro lado, el gasóleo es un combustible altamente contaminante y las calderas de este tipo emiten olores y generan emisiones de CO2, lo que, consecuentemente, ha provocado que cada vez más países prohíban su uso mediante políticas para la implementación de energías más limpias.

CALEFACCIÓN ELECTRICA

A pesar de que existen diferentes sistemas de calefacción eléctrica, estos tienen en común ventajas como que no es necesario realizar una obra de instalación, que se pueden instalar en cualquier lugar y región, que se trata de una energía que no emite olores ni gases o que ofrecen un servicio ininterrumpido; mientras que su principal inconveniente es el elevado precio, convirtiéndose en uno de los tipos de calefacción más caros del mercado, debido al alto coste de la electricidad.

Por ello, a nivel general, podemos decir que la calefacción eléctrica es una buena opción para regiones cálidas en las que no se necesita mucha potencia ni demasiado tiempo para calentar un hogar, ya sea porque es pequeño, sea segunda residencia o se use durante periodos cortos de tiempo.

Así, entre los distintos sistemas de calefacción eléctrica más usados encontramos los siguientes: Caldera eléctrica, radiadores eléctricos, emisores térmicos.

BOMBA DE CALOR

La bomba de calor es un sistema que utiliza una pequeña cantidad de energía para mover el calor de un lugar a otro, brindando una temperatura ideal durante todo el año. Con ella se puede obtener calefacción, refrigeración y agua caliente sanitaria con un mismo equipo de una forma sencilla, económica y respetuosa con el medio ambiente.

Siendo la tecnología de calefacción dominante en todo el mundo para 2050, se ha convertido en la aliada ideal para climatizar espacios y producir agua caliente sanitaria aprovechando los recursos naturales.

CALEFACCIÓN POR GAS

La calefacción de gas es uno de los sistemas de calefacción más usados en España debido, principalmente, a que se trata de una energía altamente eficiente, limpia y que puede llegar a prácticamente cualquier sitio. Además, el gas es una energía muy versátil que puede usarse tanto para la calefacción, la cocina y para el agua caliente en los hogares. Para la calefacción, el gas funcionará con una caldera y diferentes radiadores, lo que permitirá un calor homogéneo en todo el hogar.

Heating Radiator, White radiator in an apartment.

ESTUFAS

Las estufas son, posiblemente, el sistema de calefacción más cómodo, ya que no requiere de instalación ni inversión previa, más que su compra. En el mercado, existe una gran variedad de estufas y que funcionan con diferentes tipos de combustible. Aún así, entre las más comunes destacan las estufas de butano, de biomasa, eléctricas o de leña.

Living room interior in loft, industrial style, 3d render

CALEFACCIÓN POR BIOMASA

Si hablamos de calefacción de biomasa, en este caso, el calor se obtiene mediante la combustión de materiales como la leña, los pellets u otros tipos de combustibles naturales en estufas o calderas.

Así, las calderas de biomasa funcionan de forma parecida a otras calderas generando calor por la combustión y transmitiéndolo a un circuito de agua para el sistema de calefacción. Por otro lado, existen las estufas de leña, las cuales no son programables y necesitan un mantenimiento constante para conseguir conservar el calor. Del mismo modo, en el caso de las estufas que funcionan con pellets, estas son muy similares a las de leña, pero están normalmente pensadas para calentar espacios pequeños o, si se quiere hacer un canalizado, precisan de una obra considerable, lo que aumenta su coste. Por último, existen estufas que aceptan diferentes tipos de combustibles, llamadas estufas de policombustible.

AEROTERMIA

La aerotermia es una de las fuentes de energía renovables y limpias que existen que, aplicada a la tecnología, nos permite climatizar una vivienda o local de forma muy eficiente. Esta tecnología, muy utilizada en Europa desde hace décadas, se está convirtiendo uno de los sistemas más instalados también en España. Si todavía no conoces qué es la aerotermia, en este artículo contestamos a algunas de las preguntas más comunes sobre esta tecnología.

Se trata de un tipo de calefacción recomendable para lugares con temperaturas templadas, es decir, con inviernos suaves y veranos calurosos, ya que la eficiencia de la aerotermia en lugares muy fríos es menor a la de otros sistemas.