fbpx

DECORACIÓN CON PAPEL PINTADO

jarron con papel pintado

El papel pintado es ya un imprescindible en decoración de cada casa y negocio. Decorar con papel fue tendencia, cayó en el olvido y ha regresado con fuerza para quedarse y llenar las paredes de estampados florales, geométricos, texturas…

El papel pintado ofrece tantas posibilidades como imagines. Desde flores, rayas o círculos, hasta el clásico toile de jouy sin olvidar los grafismos más actuales y los motivos infantiles más entrañables.  Anímate a decorar con papeles de pared y haz que cambie por completo el aspecto de una habitación, de dos o de la casa entera. Porque los papeles pintados son aptos para cualquier estancia, incluso para la cocina y el baño. Si, como lo oyes. Existen ciertos tipos de papel pintado para pared como los de Gancedo que soportan humedades y permiten su lavado. 

decoracion papel pintado

El papel pintado, que se están apuntando a diseñar todos los grandes nombres de la decoración, es tendencia ¿La razón? Puede cambiar por completo el feeling de una estancia, haciendo que gane enteros en belleza y personalidad, de forma rápida y sencilla. Pero decidirnos por él en casa tiene todavía más ventajas.

Son lavables, así que su mantenimiento y durabilidad es mayor; es muy resistente al roce. cubre las pequeñas imperfecciones de la pared; ofrece una experiencia mucho más acogedora, especialmente, si utilizamos papeles texturizados. También es infinitamente más decorativo que pintar, porque tienes multitud de diseños o patterns entre los que escoger: florales, geométricos, murales a gran escala, trampantojos…; genera amplitud y perspectiva (salvo que se tratara de un papel liso) y por tanto, hace que los espacios parezcan más grandes».

Además su instalación es muy limpia y no genera olores (algo interesante, sobre todo, si hay menores en casa). Además, al colocarlo no es necesario cubrir el suelo, porque la cola celulósica que se utiliza para pegarlo no es pringosa y se retira fácilmente con agua.

Por supuesto, utilizar papel pintado también tiene sus desventajas… o, más bien, su desventaja, en singular: Es más caro empapelar que pintar, salvo que desees que te pinten un estampado o una composición artística no-lisa, en cuyo caso habría que valorar el coste y tiempo de contratar a un artista que te pinte el diseño directamente en la pared.

¿CÓMO SABER QUÉ PAPEL PINTADO ES EL MEJOR PARA TU CASA?

El universo del papel pintado es inmenso, y es fácil sentirse perdidos ante tanta oferta. A la hora de elegir, debemos tener en cuenta, en primer lugar, qué tipo de diseño buscamos, porque la variedad es infinita. Las principales categorías podrían ser: motivos florales o vegetales, motivos geométricos, motivos lisos con texturas; motivos paisajísticos y motivos arquitectónicos.

También debemos tener claro si queremos empapelar toda la estancia o sólo alguna pared o rincón. Tanto en un caso como en otro, se pueden pedir muestras antes de realizar la inversión final, así que es bueno seleccionar varias opciones y colocarlas en la pared durante varios días para determinar cuál es la favorita», nos explican. Y nos dan una clave para no fallar: que observemos las muestras en nuestra pared durante varios momentos del día, para comprobar cómo incide la luz en ellas.

DECORACIÓN CON PAPEL PINTADO ¿DÓNDE COLOCO EL PAPEL PINTADO?

En el salón, en el recibidor, en la cocina, en el dormitorio infantil ¡y en el principal también! Cualquier habitación es perfecta. El papel decorativo personalizará cada espacio y concederá la elegancia y distinción que buscas. 

Puedes revestir una pared, dos paredes en ángulo o todas las paredes de una misma habitación. Ten en cuenta que si optas por empapelar todas las paredes el efecto es más pesado visualmente y el papel de pared que elijas debe ser más discreto que si optas solo por empapelar una pared.

¿CÓMO INSTALAR PAPEL PINTADO?

Instalar papel pintado es una tarea razonablemente sencilla. En una mañana, es posible empapelar una pared de cuatro metros de largo por tres metros de alto. No obstante, hay ciertos casos en los que deberías contratar esta tarea a un profesional para evitar fallos y que todo salga perfecto.

Que no te guste hacer trabajos manuales por falta de paciencia o minuciosidad; que no tengas absolutamente nada de tiempo libre; que quieras empapelar el techo además de las paredes, lo que complica el proceso, porque la gravedad no ayuda; que tengas muchos elementos no desmontables en la pared a empapelar -radiadores, estanterías, etc-, lo que puede complicar el proceso, porque tienes que ir cortando con cutter minuciosamente.

Lo mejor es que te pongas en manos de profesionales del sector del interiorismo y te olvides de todo. El resultado seguro que será perfecto.