Ideas para una decoración navideña diferente

[vc_row][vc_column][vc_column_text]

Se acerca el tiempo de Navidad, por ello hemos seleccionado 11 ideas de decoración navideña diferentes, que se alejen en lo posible de los estereotipos clásicos de sobrecarga de elementos llenos de brillos, espumillones, bolas metalizadas y demás cachivaches típicos.

Si no te gusta ese espíritu clásico de la navidad, marcado por el sempiterno combinado de rojo, verde y dorado, y buscas ideas para decorar en navidad que sean diferentes, aquí te dejamos unos cuantos ejemplos que pueden servirte de inspiración.[/vc_column_text][vc_column_text]Navidad en blanco y negro.

Sobriedad y elegancia. Unas velas, unos arboles en miniatura de color blanco y un ornamento de ramas secas son suficientes para dar un toque navideño alejado de cualquier estereotipo kitsch.[/vc_column_text][vc_single_image image=”3161″ img_size=”full” alignment=”center”][vc_column_text]Navidad minimal.

Recursos con efectos gráficos, líneas puras y simples, estrellas y luces por separado. Un aire joven y nada ostentoso inspirado en los ambientes nórdicos.[/vc_column_text][vc_single_image image=”3154″ img_size=”full” alignment=”center”][vc_column_text]Navidad eco.

No compres un árbol en Navidad, críalo. Esta idea es perfecta para ayudar a la mejora de nuestro planeta. Hazte con un pequeño árbol y cuídalo dentro de casa para plantarlo de cara a la primavera. Si tienes hijos puedes comenzar una nueva tradición que les ayude a concienciarse de que la salud de nuestro planeta es responsabilidad de todos.[/vc_column_text][vc_single_image image=”3156″ img_size=”full” alignment=”center”][vc_column_text]Navidad estelar.

Un móvil de estrellas troqueladas que dejen pasar la luz, dibujando formas caprichosas sobre techo y paredes ayudan a crear un ambiente acogedor, mágico y muy agradable.[/vc_column_text][vc_single_image image=”3155″ img_size=”full” alignment=”center”][vc_column_text]

Navidad pop.

Inspirado en el pop más sesentero. Fresco, divertido y con cierto aire futurista. Los colores metálicos son perfectos para evitar una sensación de parque infantil excesivamente naïf.

[/vc_column_text][vc_single_image image=”3163″ img_size=”full” alignment=”center”][vc_column_text]Navidad neotradicional.

Combinar elementos actuales y tradicionales (que no obvios), puede funcionar a la perfección. El truco para este resultado limpio y elegante: pocos objetos situados en perfecta simetría.[/vc_column_text][vc_single_image image=”3153″ img_size=”full” alignment=”center”][vc_column_text]Navidad roja.

Si tu estancia es monocromática y blanca, un elemento de tamaño y color poderoso destacará lo suficiente como para conseguir el protagonismo necesario para tematizarla. Un abeto rojo es lo suficientemente simbólico como para no necesitar de más adornos.[/vc_column_text][vc_single_image image=”3159″ img_size=”full” alignment=”center”][vc_column_text]Navidad en Candyland

Una de las tendencias más en alza este año. Ya sea inspirada en los tradicionales bastoncillos de caramelo a franjas blancas y rojas o por la gama de colores de algodón de azucar propias del mundo de los unicornios, los caramelos se convierten en los protagonistas de la decoración navideña de este año. Sólo apto para amantes del barroquismo infantil.[/vc_column_text][vc_single_image image=”3160″ img_size=”full” alignment=”center”][vc_column_text]Navidad mágica.

Salpicar el espacio de farolillos y cajas de cristal con tiras de pequeñas luces. Como si hubieras capturado a cientos de pequeñas hadas. Si las acompañas con detalles de rama abeto ya tienes creado un ambiente navideño alejado de lo evidente.[/vc_column_text][vc_single_image image=”3157″ img_size=”full” alignment=”center”][vc_column_text]Navidad en la cocina.

Si tienes la suerte de tener una cocina grande, seguro que es parte fundamental de la vida dentro de tu casa. ¿Por qué no ambientarla también en Navidad? Combina madera, pequeños abetos, piñas secas y renos. Un centro de este tipo puede cambiarse de sitio con rapidez y comodidad, de lo más práctico.[/vc_column_text][vc_single_image image=”3162″ img_size=”full” alignment=”center”][vc_column_text]Navidad luminiscente.

Una lluvia de guirnaldas de luces en la que incluso se mezclen formas de estrellas, copos de nieve y pequeños farolillos. Sí, quizás este rollito hipster esté ya un poco trillado, pero sigue funcionando y es menos recurrente que un recargado abeto de bolas de colores.[/vc_column_text][vc_single_image image=”3158″ img_size=”full” alignment=”center”][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][/vc_column][/vc_row]